Barcos de guerra españoles, El Rey y la tradición

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Barcos de guerra españoles, El Rey y la tradición

Mensaje  Cuñaoo el Miér Mar 04, 2009 8:45 pm

Esto hara las delicias de, sobre todo, Cabarga Very Happy

Hace unos diez años la Armada española encargó la construcción de cuatro fragatas de última generación. Fueron diseñadas como los buques de guerra más modernos y operativos de toda Europa y de hecho son la envidia de las marinas occidentales.

Fueron la F101 'Álvaro de Bazán', la F102 'Juan de Borbón', la F103 'Blas de Lezo' y la F104 'Méndez Núñez'. En el año 2005 se consideró que hacía falta una quinta fragata de la misma serie y se encargó la F-105 que llevará por nombre 'Roger de Lauria'.

Don Álvaro de Bazán fue el gran almirante de los tiempos de Felipe II. Venció repetidamente a ingleses y franceses. En Lepanto mandaba la fuerza de reserva y, también, supervisaba discretamente a don Juan de Austria.

Blas de Lezo fue defensor de Nueva Granada (actual Colombia) durante el siglo XVIII en varias ocasiones contra piratas e ingleses, si es que es preciso hacer distinción. Infligió en Cartagena de Indias una sonora derrota a la escuadra del Almirante Vernon. Inglaterra había diseñado medallas conmemorativas de la conquista de Cartagena antes de la batalla. Blas de Lezo dirigió un mensaje al rey de Inglaterra: "Os devuelvo los restos de la escuadra de Vernon por si queréis con ella transportar carbón desde Irlanda".

Casto Méndez Núñez dirigió a la Armada española en la Guerra del Pacífico del siglo XIX. Sus buques operaron sin ninguna base de apoyo por las costas de Chile y Perú, retirándose tras completar todas sus operaciones con éxito y dando la vuelta al mundo con la fragata acorazada Numancia. Era la primera vez que un barco de estas características daba la vuelta al mundo.

Roger de Lauria, de origen italiano, fue Almirante de la Corona de Aragón en las dos últimas décadas del siglo XIII. Comandó sus flotas enfrentándose a franceses, piratas berberiscos y a quien se pusiera por delante, siendo prácticamente amo y señor absoluto del Mediterráneo. Puso las bases para el dominio aragonés del Mediterráneo durante la Baja Edad Media y la formación de la escuadra española que durante cuatro siglos se enfrentaría a los turcos.

Don Juan de Borbón fue patrón de yates a mediados del siglo XX. La intoxicación etílica solía impedirle sin embargo, en ocasiones, dirigir su embarcación, el Giralda, que entonces era patroneada por el Duque de Arión, regatista deportivo de mérito.

En 1711 nació en Isla (Cantabria) Luis Vicente Velasco. En 1726 era ya guardiamarina. En 1727 ya participaba en campañas contra los piratas berberiscos. En 1742 ya estaba al mando de una fragata de 30 cañones en la costa de Cuba, como defensa sobre todo contra británicos y demás.

De su pericia y modo de conducirse da idea el combate frente al puerto de Matanzas de 1742. Velasco, con una pequeña fragata de 30 cañones, se ve intimado a la rendición por un gran buque de línea inglés con otro de apoyo. Velasco, lejos de eso, se lanza contra el mayor, lo cañonea a corta distancia y lo aborda. Tras un duro combate cuerpo a cuerpo lo rinde, vuelve a su barco y ataca al segundo. En el cañoneo lo daña gravemente y se rinde. Entra en puerto con su pequeño barco, dos grandes presas y más prisioneros que su propia tripulación. Este hecho se repitió en varias ocasiones.

En 1762 Velasco es comandante del Castillo de El Morro en La Habana. En guerra abierta con Gran Bretaña, se presenta una escuadra para tomar la ciudad y el fuerte. Como siempre, las defensas son escasas. Los ingleses toman la ciudad pero Velasco resiste desde el fuerte. Este es cañoneado por 286 cañones de cuatro buques de línea. Velasco, espada en mano, dirige desde las almenas la defensa con sólo 30 cañones, pero con tal pericia que los barcos deben retirarse muy dañados. Sin embargo, poco después la fuerza desembarcada sitia el fuerte también por tierra.

Los defensores, con Velasco al frente, rechazan un asalto tras otro hasta que en uno de ellos es herido gravemente en el pecho. Se decreta un armisticio. Los médicos ingleses atienden a Velasco pero éste fallece. Los defensores, pocos y casi sin municiones, rinden el castillo. Los ingleses tributan honores a Velasco.

El rey de Inglaterra manda un mensaje de pésame a Carlos III. En Westminster se erige un monumento con la leyenda 'A Velasco, bravo capitán del rey de España'. Carlos III ordena que en el futuro siempre haya en la flota española un barco llamado Velasco.

Ahora no lo hay. Sí lo hay, como vemos, con el nombre de Don Juan de Borbón.

Para que luego digan del Rey y las tradiciones.

Cuñaoo

Mensajes: 37
Fecha de inscripción: 30/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.